Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia

Verdades incómodas sobre el modelo de I+D y el acceso a los medicamentos

Garantizar el acceso a los medicamentos y a las tecnologías médicas se ha convertido en un reto para los sistemas de salud del mundo entero. El debate sobre este asunto ha sido liderado por grupos de la sociedad civil, y personas expertas en políticas y tomadoras de decisiones, pero poco se conoce sobre la percepción de los y las científicas sobre este asunto.  Dado que  la comunidad científica tiene un rol central en el modelo de Innovación y Desarrollo (I+D) biomédico, dos entidades académicas de dos países distintos (España y Colombia), cada una de forma independiente, se propusieron explorar las percepciones de las y los investigadores y científicos de la salud y entender el entorno en el que realizan sus investigaciones.

 

En Colombia, el proyecto se llamó “Investigación e Innovación con enfoque en Salud Pública”, liderado por El Centro de Pensamiento “Medicamentos Información y Poder” de la Universidad Nacional de Colombia. En España, el proyecto Ciencia para los Pacientes:  promoviendo la participación de la comunidad científica en el debate sobre el acceso a los medicamentos y el modelo de I+D”, ha sido liderado por el Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal). A través de la voz de las y los científicos e investigadores de distintas áreas, los dos proyectos buscaban caracterizar el papel de la investigación biomédica en los dos países, y profundizar en el rol del Estado como generador de innovación, su papel en la investigación biomédica con relevancia en salud pública, la función que desempeña la propiedad intelectual (en especial, las patentes) y el acceso real que tendrá la ciudadanía a los desarrollos de la investigación. En la etapa final de la recolección de información, nos reunimos en un taller para discutir juntos no solo el estado de situación y el diagnóstico, sino también las propuestas. Fue interesante ver que, a pesar de las diferencias entre los países, los problemas en torno a este asunto son compartidos y los desafíos igual de complejos.

 

Resumimos los problemas comunes que discutimos en el taller y los llamamos 'Verdades incómodas del modelo de I+D' (centrado en las patentes como motor de innovación): La investigación no siempre se orienta a resolver los problemas prioritarios de salud de la mayoría de la población; No hay suficiente transparencia ni en los resultados de investigación, ni en la forma como se definen los precios de los medicamentos y las tecnologías médicas, Faltan incentivos para investigar en áreas terapéuticas, relevantes en términos de salud, pero que no resultan “atractivas” en términos económicos. El modelo de investigación en salud desincentiva la colaboración entre la comunidad científica y puede retrasar los resultados de la investigación.

 

 

Otro modelo de Innovación y Desarrollo es posible. Un modelo enfocado en dar respuestas a las necesidades de salud de la población.

 

Para eso necesitamos…

  • Fortalecer el rol del sector público en todas las etapas de investigación, en especial el rol del Estado en la definición de las prioridades de I+D y en su financiación. Realizar aproximaciones distintas o complementarias a las patentes, dado que no son el incentivo principal de las y los investigadores y generan distorsiones en el acceso a las tecnologías y a la información.
  • Desarrollar estrategias de colaboración abierta que aceleren y potencien el trabajo científico para contrarrestar la falta de transparencia del modelo de investigación actual.
  • Entender e incidir sobre las oficinas de transferencia de tecnologías de los centros, dada la desconexión entre la gestión de los resultados de la investigación básica y el desarrollo de productos finales con impacto en salud.

Las coincidencias de los hallazgos de los dos proyectos fueron inspiradoras. Con realidades, recursos y contextos distintos, los científicos y científicas de la salud reconocen que existe un volumen importante de investigación biomédica financiada con recursos públicos en los dos países y que, el diseño y desarrollo de productos para tratar o diagnosticar enfermedades de la pobreza, solo serán útiles en la medida en que los precios de venta que se fijen a esos productos sean muy bajos. Es importante aprovechar las coincidencias para promover una comunidad científica global sensible a la problemática de acceso a medicamentos y tecnologías.

 

[Ver artículo publicado en la página de ISGlobal]